Cadenas alimenticias



Las cadenas alimenticias:

Las cadenas tróficas son las relaciones alimenticias y se representa mediante las cadenas tróficas, formadas por eslabones o niveles tróficos (productores y consumidores).

Todas las cadenas alimenticias empiezan por el sol.

  • ·         Productores: es el primer nivel y lo constituyen los seres autótrofos capaces de sintetizar la materia orgánica utilizando la energía del sol (fotosíntesis) y las reacciones químicas (quimiosíntesis). Esta materia orgánica la utilizan para, mediante la respiración, poder realizar todos sus procesos vitales. La energía que no utilizan pasa a formar parte de sus estructuras, pudiendo ser transferida en forma de alimento al resto de los seres vivos.

  • ·         Consumidores: son organismos heterótrofos que utilizan la materia orgánica de los productores directa o indirectamente para, mediante la respiración, obtener energía. Hay varios tipos: Herbívoros o consumidores primarios (constituyen el 2º nivel), carnívoros o consumidores secundarios (3er nivel) y carnívoros finales (4º nivel). También están los omnívoros, carroñeros o necrófagos, y detritívoros. Estos últimos se alimentan de restos orgánicos, como la lombriz de tierra. Aunque hemos hablado de cadenas tróficas, sería más correcto decir redes tróficas, ya que de cada eslabón pueden salir ramificaciones.

La energía dentro de una cadena tiene una transferencia unidireccional, a medida que va pasando por los distintos niveles va disipándose en forma de calor, por ello el flujo va disminuyendo. Como resultado de esta disminución el número de eslabones es limitado (5 ó 6).

  • ·         Descomponedores: la materia orgánica que está en el suelo tiene que ser descompuesta y convertida en materia inorgánica para que pueda ser de nuevo tomada por los productores. Esta materia orgánica susceptible de ser degradada se llama biodegradable y la acción que llevan a cabo los descomponedores pueden ser de dos tipos, transformadores (transforman la materia orgánica en moléculas más sencillas) y mineralizadores (liberan sales inorgánicas al medio que cogen los autótrofos, cerrando así el ciclo de la materia)

Por tanto el ciclo de la materia tiende a ser cerrado ya que hay restos orgánicos que escapan al reciclado y en condiciones anaerobias se convierten en carbón y petróleo, mientras que el ciclo de la energía es abierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada